miércoles, 23 de enero de 2008

Contrabando

Faro de Torrox construido en 1905
Plataforma que protege las ruinas romanas
Vistas del promontorio
Mientras Europa se masacraba en las trincheras durante la I Guerra Mundial, Antonio, chofer del señor marqués de la ilustre casa, viajaba con mucha frecuencia de Málaga a Gibraltar, no hallaba pegas a un lado y otro de la verja ya que no despertaba recelo alguno. Iba a por ‘mandaos’ del amo.
En realidad el motivo de las visitas a la “Roca” no era otro que contactar con Josefita una sufrida muchacha que trabajaba como limpiadora en las oficinas de los astilleros británicos de donde sacaba información crucial sobre los movimientos de la flota al servicio de su majestad, la cual pasaba al conductor del flamante Hispano Suiza seis cilindros. Nuestra Matahari había aceptado encantada su papel, ya que cuando apenas contaba 16 años y dejaba su adolescencia como doncella en casa del cónsul inglés, el hijo del señorito la dejó preñada y por supuesto plantada, a mayor abundamiento los señores le obligaron a abortar para que no manchara tan distinguido linaje, lo cual sembró una aversión especial hacia aquellos que hablaban diferente y se creían superiores por beber té y güisqui.
Antonio según regresaba al rayar el alba a la capital se metía en el café de La Loba, no lejos del Chinitas, allí compartía café con los tipógrafos del periódico La Unión Mercantil, luego subía al despacho del redactor jefe de “La Chismosa”, nombre popular del diario, volcaba sus datos que luego serían telegrafiados al corresponsal en Berlín y éste los haría llegar hasta el almirantazgo alemán, de este modo los terribles U-boat tenían sus presas aseguradas en aguas del mar de Alborán y el señor marqués una cuenta en Ginebra que aumentaba en progresión geométrica.
Para redondear el patrimonio desde la capital del imperio prusiano se concertaban las coordenadas y fecha de encuentro entre los sumergibles y jábegas de pesca con garrafas de gasolina de contrabando, ya que en estas latitudes no había otro modo de abastecerse, o sea más francos suizos para el aristócrata.
Las 04:30 horas del día 20 de enero de 1915 estaban citados a dos millas al Sudeste del faro de Torrox el submarino U-13 y sus proveedores de gasolina. El repostado se efectuó según lo previsto, pero no contaban con una avería en la parte inferior del casco de la nave alemana, por lo que tuvieron que acercarse a tierra firme y desembarcar todo el material posible para la reparación.
La tripulación tenía orden de no alejarse por los alrededores y pernoctar en las chozas de enseres de los pescadores. Al atardecer Franck, artillero de segunda clase, sintió una curiosidad por lo que parecía un conjunto de bañeras abandonadas, alguna reciclada en pesebre para un escuálido burro, no eran más que las pilas donde los romanos de la Claviclum del siglo I d.C. preparaban el garum. Al principio fantaseó con tesoros a lo Indiana Jones al hallar una lápida semidescubierta por el temporal de levante con una inscripción en latín que venía a decir algo así como: “En honor de Sectis Enelfa, la más hermosa que trajo su sabiduría y su poder desde Nubia para honrar a Isis en Claviclum…”
Optó al final por no profanar el reposo de aquella walkiria de otros guerreros, duerme tu sueño eterno, bella mujer fueron sus pensamientos. El descanso fue para él que se desvaneció entre una columna de densa niebla que lo sumió en el más profundo letargo, al mismo tiempo que una deidad de belleza lo condujo hasta el más salvaje y prolongado de los orgasmos, por lo que no se enteró del vocerío y trajín de sus camaradas buscándolo a la mañana siguiente.
Zarparon sin Franck que fue declarado desertor y el capitán montó un numerito de órdago, tras lo cual desplazó el telégrafo de máquinas hasta avante media, a los pocos segundos una gran deflagración originada por la rotura de los manguitos del combustible acabó con la vida de toda la dotación del armatoste de acero.
El fantasma de Sectis jugaba con ventaja, ya que conocía el oráculo del gran pez que traería hombres rubios en su vientre, dejando para ella el más rubio y apuesto, así como el rayo de Marte que los fulminaría si osaban tocar el altar de Isis, como así hicieron los otros al tratar de saquear las ofrendas de su interior.
Apenas se despertó el joven de su transmutación sexual pudo divisar la columna de humo negro y los restos esparcidos. El respetó el descanso de aquella diosa y ella le pagó con el más grato placer al cual ninguna mortal podría aproximarse, además de dejarlo con vida. A ella no volvió a verla más, terminando sus días como el marengo guiri.
Corolario. A día de hoy la zona está plagada de residentes teutones jubilados con buen puñado de euros que disfrutan del mejor clima de Europa, a Sectis no la encuentran aunque algunos la busquen en el fondo de un barril de cerveza
.

7 comentarios:

El Peruano Dorado dijo...

Te invitamos a conocer el fracaso literario menos resonante de todos los tiempos: Ferrante Kramer, el Peruano Dorado. Estamos en http://ferrantekramer.blogspot.com/. Esperamos hacerte reír un buen rato.

Patricio

blumun dijo...

Que historia más curiosa. Una Matahari por despecho, y un teutón que se queda dormido y se salva. Este Frank era de los que juegan y ganan. Pena los que le siguieron y siguen buscando a Sectis.
Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Hoooooooooooooooola, qué alegría, pollo. Que sepas que estaba preocupada. Cuando mi gente se queda muda me inquieta y estoy en un ay hasta que les diviso pasear por la playa como si nada, silbando al viento y echando la mochila de vivencias al hombro.
Reestupendísimo tu escrito de hoy.
Un kiss

Nómada planetario dijo...

Gracias por los ánimos en lugares así la inspiración viene sola.
No puedo dedicar más tiempo porque los exámenes de rollos inservibles absorbe todo y más.
Saludos.

carlota dijo...

Me alegra verte de nuevo en activo, y además con esta historia tan buena...creo que Sectis, una vez dió el premio al que la respetó, se volvió a descansar para siempre...Un abrazo.

Mertxe dijo...

Vaya... ¡qué animada lectura! Y qué premonitorio todo. Me recuerda mis vacaciones por las costas mediterráneas.

Buena suerte con los exámenes, Nómada.

Glo dijo...

Leyenda para leer con gran placer.

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.