viernes, 30 de mayo de 2008

Su ventana

Foto de Antequera

Como en la caverna que relata Platón, sus habitantes no ven más allá de la escasa y vacilante luz de la hoguera, todo lo que está en sombras no existe, la realidad del conocimiento académico que nos presentan muchos profesores de comunicación está reflejada y enrejada, para que el universo del conocimiento se limite a la agenda que ellos marcan, sólo cuenta su ventana y su visión estructuralmente encorsetada. No queda un milímetro para la otredad.
Solo saben generar espongiarios de apuntes infumables sin derecho a réplica. Cuando alguien trata de aportar su granito de arena, para compartir experiencia es tratado como un sujeto peligroso y de poco fiar.
Si apruebo, formatearé la perorata y vuestro recuerdo se diluirá como ondas en un lago nocturno.

10 comentarios:

Carlota dijo...

Creo que muchos profesores se han olvidado de lo que supone serlo. Que no tiene nada que ver con lo que ves en las aulas. Una pena. Aprueba, Rafa! Un besuco.

Luna Carmesi dijo...

Qué tendra de bonito eso de inmovilizar...
Hay profesores que son profesores porque jamas encontraron su verdadero camino, su verdadero limite...

María dijo...

Gracias por tu visita a mi blog y por dejarme un comentario, puedes volver cuando quieras, yo también volveré a tu blog a leer tus escritos y a comentar, porque tienes un blog muy bonito.

Saludos.

Glo dijo...

En toda buena enseñanza-aprendizaje académico entiendo que debe darse la concurrencia en el mismo lugar y en el mismo tiempo de tres elementos: el ágora, el buen maestro, y el buen alumno.

El lugar de enseñanza debe aportar luz suficiente y silencio que fomenten la reflexión y el diálogo distendido. El buen maestro es aquel que dona su conocimiento honestamente y sin reservas. Y el buen alumno es quien recibe ese conocimiento con entusiasmo y confianza. Y todo ha de ocurrir en el mismo lugar y tiempo, de manera que la comunicación entre maestro y alumno sea directa y sosegada.

Creo que en toda mi vida he tenido uno o dos maestros (el resto eran sólo profesores) y he disfrutado de una sola ágora.

Mary dijo...

BUEN ARTICULO ¡

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días mi Nómada preferido. Me he venido corriendo intrigada por lo que me decías en tu comentario. Cuéntame que haces metido entre libros de texto... por favor, dime. Sí soy cotilla, pero sana.
Este micro post me gusta aunque no me despeja las dudas.
Espero... no te doy beso hasta que me cuentes

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Por cierto, tiene razón Carlota en lo que dice...

Mertxe dijo...

Osea... que la vida sigue igual.

Tienen razón por ahí arriba cuando dicen que muchos profes lo son porque nunca serán otra cosa. Y esto va, naturalmente y así lo interpreto, por estos castradores de la inteligencia.

Nómada planetario dijo...

En mis propias carnes estoy soportando la pésima pedagogía, de más un iletrado que anda trincando de la Uma.
Saludos 'a rinfusa' que dirían los italianos, es decir a granel.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Los profesores estan para enseñarmos.. no se deben desviar de su objetivo.. en el aprendizaje de sus alumnos ellos podran encontrar su propia satisfacción.
me gusta esta este post.
abrazos.

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.