miércoles, 23 de julio de 2008

Villaricos


A lomos de la imaginación vuelvo sobre Villaricos y su entorno, para beberme la tarde, me dejo llevar con los últimos rayos del Sol, me pongo las gafas de imaginar y resuenan ecos lejanos de una romántica despedida en el puerto, tras unas intensas vacaciones.
Atrás quedó ese fortuito encuentro en la feria, un cruce de miradas que puso en marcha el lío del ovillo, entre dos adolescentes de puntos extremos de nuestra geografía, se descubrieron mutuamente los valles y las protuberancias del ser, del estar con el otro. Besos que treparon por el sendero que baja hasta la cala Invencible, vientos que secaron la piel tersa dejando el manto de salitre entre el vello. Castillo de ilusiones que defiende la monotonía. Ingeniería del alma que se yergue sobre la sierra, acueductos sobre promesas imposibles. Contrapunto de vida lozana sobre pragmática cotidiana. Boyas que resisten los vaivenes de la inestabilidad emocional. Bote atracado en espera de la pareja de tripulantes fundidos en lo efímero del tiempo.
A la tenue luz de aquella farola intercambiaron el último te quiero, luego solo quedó el morir de las olas contra los restos del cargadero. A partir de entonces la navegación se limitará a la virtualidad de un teclado inerte, que cobra vida para ellos.
Creo que ya he visto suficiente, vuelvo a mis lentes multifocales, tan claras como la realidad lineal que nos rodea.

13 comentarios:

Bolero dijo...

Ni se te ocurra ponerte las gafas
Puedes prestarme las otras, para poder , tal vez, sólo un poquito escribir algo tan hermoso como lo acabas de hacer tu?¿'

muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

hawwah dijo...

hermoso lugar y hermosa historia...

un beso

Glo dijo...

Si tuviera que elegir una imagen, me quedaba con la cinco (en dura competencia con otras): me gusta esa detallada y a la vez general vista de la costa, con la diagonal que va desde el edificio dorado por el sol, hasta las últimas piedras de la pequeña playa de grava.

Mertxe dijo...

Eso de la realidad lineal me ha gustado especialmente...

Carlota dijo...

Vaya, esas gafas de imaginar deben ser la leche ;). Eres un poeta, con gafas o sin ellas. Un abrazo, me encantó.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Me voy de vacaciones, las necesito como el comer.
Gracias por haberme leído en mis blogs, por tus palabras, por haberme motivado, por estar ahí.
Un abrazo y en septiembre nos veremos
Mi Nómada, no cambies, eres maravilloso

Sureña dijo...

Los años han pasado pero los escenarios siguen en su sitio....

Visitaré Villaricos :)

Besos

Maria Coca dijo...

A veces la realidad también se vuelve difusa.

Bonita historia. Me encantan las historias románticas.

Besosss

Luna Carmesi dijo...

The best one

Luna Carmesi dijo...

Anda majo... Dime la marca de esa gafas...
Y no te hagas el remolón...
;-)

Besos!

Laura dijo...

Primero que nada, imágenes hermosas de un paisaje de sueño. El relato encantador y lleno de magia, con una descripción maravillosa.
Me hiciste volar hasta ese sitio.

Un abrazo

María dijo...

Pero qué imágenes más preciosas, gracias por compartirlas, de verdad, es un todo un lujazo poder disfrutar de ellas.

Esas gafas de imaginar también las he tenido yo leyendo tu post, he disfrutado mucho leyéndote.

Un beso.

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Bonito relato y descripción de ese bello rincón de la costa almeriense, que por suerte he visitado varias veces, paseando por su bello paseo hasta su mirador, donde en una gran roca rompían las olas en una noche de luna llena. Gracias por esas bellas palabras y un abrazo desde "Panorámica Cazorlense".

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.