viernes, 27 de febrero de 2009

Barbecho

Estribaciones del Torcal de Antequera
De sobra sabe el personal que todo el monte no es orégano, pero siempre brota algún prócer con vocación de pastor de almas, como Enrique Múgica cuando declara ante las cámaras de TVE: "No puede legislarse porque haya un movimiento popular al calor de unos sucesos que ocurren en unos determinados instantes. No se pueden cambiar las leyes".
Se trata, según este prócer de la sociedad, de dar la espalda a la voluntad de la ciudadanía. Cosa muy habitual entre la casta política. Los "dioses" de la Moncloa, junto con los que ocupan el vértice del poder judicial, según esta peculiar óptica, deben decirnos a la masa plebeya qué y cuando sembrar en el barbecho, señalar la época de la cosecha, evitar que trepemos sobre los riscos de la sierra, así nos evitarán el vértigo del vacío, generado por sus plegamientos y sus fallas tectónicas, que en las otras ya arderán más de uno con grande regocijo del público.
Mucho me temo que el Defensor del Pueblo se ha pasado varios sin ser apercibido. De tanto viajar en Ave se pierde la perspectiva del peatón, quien hastiado de tanta lentitud y atasco ha decidido subirse al carro del referéndum popular, el más democrático de los instrumentos para pedir la cadena perpetua para ciertos delitos, por ello se rasgan las vestiduras los que imponen sus ideas como baluartes de una estirpe por encima del bien y del mal.
Con el hecho de considerar la ley como un coto exclusivo de un reducido número de socios, puede que le salga el tiro por la culata, el mayor furtivismo consiste en poner trampas morales a quien aspira a dejar de ser presa de tanta inseguridad e impunidad.
Como diría Victor Jara: "A desalambrar, a desalambrar. Que esta tierra es tuya y es mía..."

4 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... qué bien te expresas; sin duda ha sido la influencia de las notazas.
BUEN FINDE

sky-walkyria dijo...

barbecho, tierra y oregano
cuando el sol calienta e corazon,
es como si bajaran los impuestos

besos

delaRosa dijo...

Totalmente de acuerdo. Puede que necesitemos un defensor Defensor del Pueblo, aunque mejor no dar ideas... ya tenemos demasiados chupadineros con tantos cargos.
Buen trabajo, maestro!

Besinesss...

Reyes dijo...

Personalmente creo que las cadenas perpetuas no evitarán más muertes.
Los asesinos no son catalogables ni piensan en el futuro cuando acaban con una vida ajena.
Pero tú hablas de la prepotencia política, fíjate que yo creo que al final sí se cambiarán las leyes , al final se abrirá una fisura que nos llevará a un estado maniqueísta cada vez más cerrado , pero espero que por lo menos más seguro.
No sé qué pensar , la verdad ,estoy muy confundida.
...
En fin , tú lo has escrito muy bien.
Besos.

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.