miércoles, 26 de agosto de 2009

Piedras mimadas

Hallamos a diario alguna que otra piedra en nuestro senda, en ocasiones verdaderas montañas, casi insuperables, otras son chinitas en los zapatos que el destino introduce con cierta mala baba. Cada una de esas dificultades tiene su sello personal, pero no todas esos hallazgos devienen en pasajes desagradables.
El otro día encontraba este rincón en una playa de Benalmádena, donde artistas anónimos dejan su impronta, me inspiró las amistades que se acumulan durante un tiempo, como estas compartidas en la ‘facu’ con mis colegas, luego una ventolera de tiempo posiblemente derribará en buena medida esta paciente obra, para sumergirla en el mar de los recuerdos, los vaivenes de la vida dejarán sin color las emociones compartidas, terminará casi todo engullido, salvo aquellos fragmentos que nos esmeremos por colocar a sotavento. Tampoco pretendo levantar un altar, es solo una reflexión. Uno ya es veterano en doblar cabos universitarios, por lo que sabe cómo queda la nave tras las singladuras.
Quedan cinco asignaturas para culminar esta travesía, este año he visto muchas caras –a lo peor por última vez- en la graduación de los colegas de cuarto. Guardaré ese detalle amable en el disco duro personal. Aunque nos creamos de piedra la vida termina por moldearnos.

21 comentarios:

Steki dijo...

Bueno, me subí a tu moto y me vine contigo. Me encanta andar en moto! Jaja. Veo que estás haciendo una linda travesía. Qué lindas piedras! A mí me encanta buscar piedras por donde paso. Parece que los artistas han dejado su impronta, como los amonites.
TE dejo un abrazo.
BACI, STEKI.

Meret ® dijo...

Así es, la vida termina por moldearnos a su antojo....
No queda otro remedio que aceptarla...

Tus fotografias son preciosas y tu texto una maravilla.

Besos desde Málaga-destino Málaga
(La bella)

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

"Los vaivenes de la vida dejaran sin color las emociones"... qué rebonito, Repollo.
¿Dónde te vas de vacas, guapito?
Me ha gustado mucho el texto por las profundidades por las qu bucea.
¿cuando vuelves, cuántos días estas fuera? Hiiiiijo, cotilleame, leñe.
besines de café matinal

TriniReina dijo...

Lo de creernos de piedra, es una pose, nadie en el fonfo lo es. Todos tenemos una ranura por donde la vida nos penetra, aveces hasta dinamitarnos y convertirnos en arena.

Tengo un tarro de cristal, lleno de pidrecitas que recolecto en playas o en cualquier ligar, si una me llama la atención por su forma:)

Abrazos

delaRosa dijo...

Es curioso... nada mas ver las piedras se me ha venido a la mente algo parecido a lo que tu,tan brillantemente, has expresado en el escrito. Y si... así es en cada etapa de nuestra vida. Nos queda la esperanza de que hay piedras que se aferran de tal manera a la roca que no hay mareas que puedan desasirlas y perduran con el paso de los años a nuestro lado.
Me gusta esa iniciativa. Ya estoy pensando en decorar algunas de las piedras que forman parte de mis murallas.

Besos viajeros que acompañen en tu caminar.

Belén dijo...

Bonita sonrisa!

La verdad es que si, muchas veces te preguntas dónde estarán tus amigos de la infancia, pero así es la vida... a veces para meter más cosas en la maleta, tienes que quitar piedras ;)

Besicos

SUSANA dijo...

Y también nos moldea la erosión contra las otras piedras.
Buenas reflexiones, Nómada!

Un abrazo!

entreluces dijo...

Te dejo un saludo Nómada, me ha gustado muchísimo este post, y es que la vida está siempre en movimiento, creo que lo mejor es abrirle los brazos y no resistirse demamsiado a sus movimientos, vamos,,,, que es como hacer windsurf sobre sus olas, aunque no todas las olas sirven para surfear, en fin.

yurenaguillen dijo...

La vida es una continua evolución. Y suena a paradójico, pero es cierto.
Un abrazo grande.

MarianGardi dijo...

Que bonito rincon de piedritas de colores, que bien trabajadas, asi da gusto.
Un beso

mujer, pájaro y estrella dijo...

Hermoso texto... piedras, construcción, camino...

besos
Ari

MAR dijo...

Me gustan los finales FELIZ.
Besos para ti.
mar

Ananda Nilayan dijo...

Siempre que voy a algún lugar que me ha gustado me he llevado una piedra, pero mira por donde, esto de dejarlas no está mal... uno debe dar y no llevarse tanto!!! Saludos.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Sigo pensando en lo que dices de "las piedras". Es una reflexión que encuentro muy justa. Efectivamente por mucha distancia que queramos tomar de la realidad cotidiana, ésta nos irá dejando huellas que no podemos negar.
Saludos, de nuevo desde Holanda.

LUCIA-M dijo...

Me gusto tu vivencia y como lo escribes con sabor dulce.
Preciosa sonrisa ¡
Feliz viaje que seguro que lo será…
Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mas que las piedras lo que nos moldea, suelen ser las pedradas...

Saludos!

carmen dijo...

Piedras con la vida de unas manos que las mimaron. Piedras que nos hacen pensar con la ternura de esas manos...

Glo dijo...

Hay piedras de todo tipo en ese lugar. Yo sería gravilla, porque soy una piedra hecha polvo.

Chuspi dijo...

Jop...pos espero que las piedras pintadas que he dedicado a mis amigos en un cumpleaños, no acaben en una orilla...

El caso es que tu post me ha recordado a ese momento..quería brindarles algo original por su asistencia y me dediqué a ir a la playa a recoger piedras con formas que me inspirasen algo. Nada más y nada menos que 13!! las pinté con paciencia e incluso ornamenté con algún abalorio casero para dotarlas de sentido segun el participante.
Fue todo un éxito la verdad....y yo me sentí mucho más orgullosa que todos ellos.

Cosas que se le ocurren a una...ya ves.. :)))

Buena vuelta a la dura vida escolar Nomada; XD!

Pilar "Camino del sur" dijo...

Hola!!!!, que buen post, pero al final siempre hasta la más dura se moldea, con el roce, con el viento, con la lluvia, con el sol, así los humanos es cosa de tiempo, me acordé de los sgtes versos:

NO ES TIEMPO TODAVIA

Lo que no logres hoy, quizás mañana
Lo lograras. No es tiempo todavía,
nunca en el breve termino de un día
Madura el fruto ni la espiga grana.

No son jamás en la labor humana
Vano el afán ni inútil la porfía
El que con fe, valor, lucha y confía
Los mayores obstáculos allana.

Trabaja y persevera, que en el mundo
Nada existe rebelde ni infecundo
Para el poder de Dios o el de la idea.

¡Hasta la estéril y deforme roca
Es manantial cuando Moisés la toca
Y estatua cuando Fidias la golpea!


Amado Nervo-


Abrazos y mis disculpas por no pasar más frecuentemente-

PIZARR dijo...

Bonito rincón de piedras marcadas para el abandono a su suerte, como esos vaivenes de la vida que citas.

Me ha encantado la misma frase que a Mª Angeles...

Y he disfrutado leyendo tus entradas atrasadas sobre todo la de "El arca " con esas maravillosas fotos que evocan al sur

Un beso Nómada

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.