lunes, 20 de diciembre de 2010

Crónicas de un Bugatti (II)

D
Ejé la historia del ‘buga’ a las puertas del hospital, con el bebé recién nacido, en la entrada anterior. A ver qué nos dice ahora este coche que hablaba a algunas personas.
Filippo fumaba apoyado en mi guardabarros casi tan nervioso como el padre de la criatura, cuando se giró al oír unos pasos a su espalda. Aquella enfermera de melena pelirroja y encrespada, que a duras penas podía controlar bajo la cofia, a contraluz de aquella miserable bombilla le pareció un ángel cuando se acercó a dar más detalles del alumbramiento:
-Ha sido una suerte que la hayan traído a tiempo, cinco minutos más y no hubiéramos podido hacer nada por la vida de ambas. Ahora su esposa está muy fatigada, ha perdido mucha sangre, pero se recuperará. La niña es preciosa y pronto podrá verla.
Los dos hombres se abrazaron como si fueran amigos de toda la vida. Quién le iba a decir al señorito que terminaría en franca camaradería con un labriego; del que recibió todo tipo de parabienes.
Filippo iba esa noche subido en una montaña rusa de emociones, no acababa de salir de una cuando otro subidón de adrenalina le desbordaba. Pero reflejos no le faltaban, se fijó en el nombre que lucía bordado en la bata de aquel ángel blanco, Sonia. Ensayó la mejor sonrisa posible en medio de la trasnochada:
-Disculpe Sonia, ¿podría invitarla a un café? El turno de noche debe haber sido agotador.
-Usted es el conductor más eficaz que he conocido, pero no intente ligar conmigo.
Mi piloto no estaba para alfilerazos, dejó caer toda su masa sobre el paragolpes, casi me lo descuajaringa el tío. Sonia ya había dado unos pasos de vuelta a su templo cuando giró el torso y encendió una lucecita de concordia.
-Venga hombre, se lo acepto, pero de enfermera a conductor de ambulancias, aunque esos son los peores.
 Aún me tuvo allí esperando, bajo la rociada, hasta las ocho de la mañana, con la vana ilusión de llevar a Sonia a su casa cuando saliera de turno; pero un vulgar Fiat Topolino con un no menos vulgar conductor griparon las cromadas ilusiones de Filippo.
Lejos de regresar a casa el señorito pisó a fondo mientras bordeábamos el lago Garda. Un charco de lágrimas se filtraba en el cuero de mi tapicería. Con parte de mi suspensión y sistema de frenos mermados estaba claro que ese modo de conducir solo llevaba a que yo le sirviera de ataúd en el fondo de cualquier acantilado. Fatídica casualidad de enamorarse y verse despechado en la misma noche, para que yo pagara los platos rotos. No tuve más remedio que hacer de las mías, terminé de romper la mangueta de la rueda delantera derecha, ya tocada tras el ajetreo en el rabanal, de inmediato me fui contra un talud y Filippo quedó inconsciente, con un fuerte golpe en el pecho y una brecha en la ceja. Tal vez me pasé, porque entonces no teníamos airbag, cinturones de seguridad y otros inventos, pero creo que acerté, ya que las relaciones entre humanos a veces son como estas esferas, se tocan en un solo punto y el magnetismo hace el resto, por lo que relataré en la próxima entrega.

19 comentarios:

Noe Palma dijo...

siempre es un gusto leerte!!!

abrazos!!

leamsi dijo...

Ya lo estoy esperando ansiosoooo, jejejeje
salu2

Belén dijo...

La verdad es que siempre que me cuentan este tipo de historias, pienso en lo complicado que lo tienen algunos para nacer, ¿verdad?

Qué miedo

Besicos

MarianGardi dijo...

Genial, un desbordamiento de imaginación.
Un coche que habla y expresa, fantástico.
TE FELICITO POR PARTIDA DOBLE, LA ENTRADA Y LA NAVIDAD
Un abrazo compañero de letras

Unai, Eibar dijo...

Gracias por devolver el comentario ;)

Queria comunicarte que he transladao el blog a la siguiente dirección, para que no me pierdas la pista y creas que he abandonado el blog.
http://www.urbexpain.com

A mano derecha tienes para registarte y seguirme desde la nueva página.

Disculpa la charla, ya creare un tema en el blog redirecionando ;)

Un saludo y FELICES FIESTAS!!

Tesa dijo...

Cualquier excusa es buena para iniciar una relación, hasta compartir un par de chichones.

Qué bonita la escultura de esferas.

TriniReina dijo...

¡Jopé con el Bugatti, este no se anda con rodeos. Qué peligro. Pobre Filippo, aunque no hay mejor manera de quitarte la tonteria de encima que con un mamporro:):)

Un abrazo y Felices, Felices Fiestas

Estrella Altair dijo...

Si..si con algo de magnetismo que siempre da buenos resultados..

ja,ja,ja,....

Oye... Nómada..

mi sensación.. es que esa querencia fascista de los USA, en relación a manipula la internete...

es aprovechada por este gobierno..

para sus intereses propios..

pero tocan hueso duro..

los internautas, no somos facilmente manejables.

tan malo es el que mata como el que tira de la pata..

no???'

vamos digo yo

Felices fiesta querido amigo y gracias por volver siempre a la Mirada...y saludarme

Un besazo

campoazul dijo...

Me encanta como piensa y controla el Bugatti, ojala los demás coches tuvieran ese control de las situaciones tontas de los humanos..., ¿Oye y tu sabes si tuvo descendencia y hay algún Bugatttito por ahí...?

Besitos.

Patricia 333 dijo...

Estare al pendiente de la próxima , me gusta venir a leerte :)

PD tranquilo mañara sera 23 y el 3 es mi numero O SEA MUY BUEN NUMERO YA VERAS:)

UN ABRAZO

Carmen dijo...

el cuero regado por un charquito de lágrimas...¡qué bonito!

besos a ralentí...¿se decía ralentí?

Ananda Nilayán dijo...

Yo quiero uno así... qué tío!!!

Besos y espero la próxima entrega

calma dijo...

Y qué punto es ese?, me ha gustado...
Me ha sorprendido tu "pasado" catalán,cierro a veces los comentarios, cuando no me apetece que me comente nadie sobre lo que he escrito, o si es en catalán que mucha gente no se entera... bueno, espero la próxima entrega de tu historia con ruedas. bones festes :). Petons

Vane dijo...

Feliz Navidad y Próspero 2011!!!
Besines navideños!

Andri Alba dijo...

Hola, corazón. Muchas gracias por visitar.

Tengo ganas de venir y dedicarme un buen rato a tus letras, pero ando un poco liada, así que he de volver.

Un abrazo muy fuerte y que pases lindas fiestas.

Andri

Reyes dijo...

Feliz Navidad , artista.
Te deseo lo mejor .

Andri Alba dijo...

Hola, pues muy interesante la historia bugatti, pero tengo que ponerme las pilas y leerla desde el inicio. Pues así cojeré mejor el hilo. Y bueno, el magnetismo es por fuerza de gravedad, que hace que los cuerpos se atraigan.

Te dejo un beso y mis buenos deseos que este venidero año sea de paz, amor y prosperidad par ti y los tuyos.

Mil gracias por haberme recordado en mi entrada anterior y haberte acercado a comentar.

abrazos,

Andri

Andri Alba dijo...

Qué bonita la foto de las luces de Málaga, lindas. Ay, si yo pudiera disfrutar de ellas allí en persona, pero bueno, quien sabe si algún día viaje a tu tierra.

Bye.

Alís dijo...

Menos mal que el Bugatti tiene el instinto de supervivencia más desarrollado que Filippo.

Me voy inmediatamente a la siguiente entrega

Besos

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.