lunes, 23 de julio de 2012

Ecos del Titanic

Fuente victoriana en Liverpool. Reino Unido.


D
esde que se unieron Ann y Thomas, con un beso mitológico junto a la fuente victoriana de Liverpool, supieron que ni el tiempo ni la distancia podrían separarlos. Ella soñaba con un puesto de bailarina en la compañía del Albert Hall Theater. Él se conformaba con ascender a oficial de primera en los astilleros de su ciudad.
Escaparate en York. Reino Unido.
Ann tenía menos numerario que las arcas autonómicas. El 10 de abril de 1912 decidió embarcarse en el Titanic como cuidadora de los señores Collingwood, a cambio de 37 libras por el viaje de ida. A la vuelta ya encontraría otros pasajeros adinerados y duplicaría su capital, así podría pagarse sus estudios de danza. Incluso tenían concertada la boda con el capellán de la Hole Trinity de York, capilla donde se casaron sus abuelos y ella fue bautizada.
Thomas sentía un amor a prueba de bombas por la esbelta joven de ojos transparentes. Desde que recibió la noticia del desastre, todas las tardes iba hasta las playas de Crosby. Él podía ver a diario a su Ann saludando por la banda de estribor, mientras el coloso de acero se alejaba una y otra vez. Tal vez por eso pude conseguir esta onírica composición de imagen y texto a mi paso por aquellos lugares. Todo es pura fantasía, al menos eso creo.


Fotomontaje con tres capas  a partir de las playas de Crosby y una imagen del Titanic. Reino Unido.

Iglesia Hole Trinity. York. Reino Unido.

24 comentarios:

Verónica C. dijo...

El Titanic está lleno de historias de amor.

Bonitas fotos.
La primera es una pasada.

Besos

MarianGardi dijo...

Bella historia y bellas fotos.
Besos desde la costa francesa

Luna dijo...

Y el amor sobrevive. Hay amores así, perduran hasta en las sombras, como en el fotomontaje.

Buenas noches.

Leyenda nada seria? Ufffffffffff

Damisela dijo...

Pobrecilla :( Yo lo hubiese etiquetado "sueños rotos". Algunos nacen con estrella y otros estrellados. Mira que a mí no me hubiese parecido mal del todo, pero en queriéndose los dos, me sabe mal :P

Besote de vuelta.

Francisco Espada dijo...

El amor escribe las más bellas páginas de la historia, a veces tan personales que no salen a los medios, pero siempre grandiosas, como la de Ann y Thomas.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

mi nómada prodigioso, siempre me maravillas... un beso mientras trato de ler a todos los que pueda si es que el ordenador lo tiene a bien...

Gizela dijo...

Linda historia sobre la melancolía y un amor eternizado por un naufragio
Me encantas así de romántico mi estudiante preferido...pero ni modo, siempre dejas huella de tu agudeza real, así te envuelvas en la melancolía de una historia de amor que no pudo ser.
"Ann tenía menos numerario que las arcas autonómicas" jajaja!!!!!

Besosssss y lindo día
PD
Preciosas las fotos!!!!!

Juana la Loca dijo...

yo soy... como digamos... un punto más práctica... a rey muerto, rey puesto!

Ginebra dijo...

Esa composición que llamas "fantasía" te quedó muy bien.
Una historia muy romántica la de esa pareja, muy de novelón decimonónico, como la propia historia del Titanic que me recuerda a otra más rocambolesca, menos glamourosa, la de Costa Concordia, concretamente la de su capitán (de las sardinas, claro).
Besos

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

gracias por tus consejos sobre mi foto, ya procure corregirlos, tenias toda la razón.
Preciosa tu entrada, una hermosa y evocadora composición.
Un abrazo.

MAR dijo...

Que buen cuerpo!
:)
Vi la película pero al saber que fue real...la sufrí como loca.
Un abrazoooooooooooooooo grande.
mar

Indra dijo...

Seguramente...podría...

Besos con sabor a helado de milhojas :)

campoazul dijo...

Muy chulo el fotomontaje, me encanto, antes de leer que era un montaje estuve pensando como habrías conseguido una imagen así... :)
Bonita historia, romántica y triste a la vez.

Besitos.

Mario Misael dijo...

las historias dejan tatuajes de diversas formas de quienes la escuchan...
saludos desde Nicargua,

Eva BSanZ dijo...

Excelentes imagenes, la primera con la lluvia en los pies de la estatua es maravillosa.

PD: Gracias Nomada, por tu comentario.

Un beso!

virgi dijo...

Te ha quedado total, de veras de veras. Tiene una atmósfera tu escrito que va perfecta con las fotos.
Me encantó, un fuerte abrazo.

Myriam dijo...

Para mi que el espíritu de uno de los dos te sopló esta tierna historia de amor y deseos.

Me gustó la foto del triple montaje, aunque me gustan siempre más las naturales, ésta viene al pelo con el relato.

Besos, Nómada.

Myriam dijo...

¡Ahhh y la foto del pie de la estatua con la lluvia rebotando, me encanto!

Poetiza dijo...

Hola Nomada, el Titanic, es una hermosa historia de amor. Me encanta ver esta pelicula. Las fotos son preciosas, hacen suspirar y soñar. Cuidate amigo.

Mi casa de juguete dijo...

Preciosas imágenes, sobre todo la primera y la última...

Sue dijo...

Soy de las pocomuchas a las que gustó la película "Titanic", la versión de Leonardo y Kate, así que no puedo dejar de comentar. Je.
La primera foto es muy refrescante. Preciosa, pero ¿dónde están las fotos de los centros comerciales? ...

Besos.

Jessenia dijo...

Cuántas vidas truncadas por un accidente. Un corazón que quedará en el recuerdo.

Preciosas fotos

Un abrazo

Patricia 333 dijo...

Imagenes realmente bellas y la historia ni se diga ,pensar que todo fue real

Un abrazo por la noche

Televisores dijo...

que buena historia, te hace remontar a esos años donde el tiempo dispone las palabras y el universo conspira con los sentimientos. un abrazo

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.