jueves, 3 de octubre de 2013

No hay peor ciego


Puente de Los Suspiros. Venecia. Italia.


T
al y como dice el proverbio, no hay peor ciego que quien no quiere ver. Los supervivientes del naufragio de Lampedusa aseguran que tres pesqueros hicieron caso omiso de su situación desesperada. Con su embarcación en llamas y sin auxilio, los buscadores del sueño europeo estaban predestinados a la tragedia. Muchos eran menores y mujeres embarazadas.
A los eurócratas, con sus eurosueldos y europrivilegios, estos problemas les pillan muy a trasmano. Con unas  enlatadas palabritas de condolencia despachan el accidente. La alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini, invita al presidente del gobierno italiano: “Venga aquí a mirar el horror a la cara. Venga a contar los muertos conmigo”. Hasta ahora suman más de 200 fallecidos.
La ceguera de los pesqueros, en primera instancia, puede deberse a que otros compañeros fueron procesados por salvar vidas. La xenofobia de una ley de 2008 “obliga” a los navegantes a taparse los ojos y los oídos ante un drama humano sin paliativos. Bajo la lupa de la injusta normativa italiana, si se tratase de un crucero de acaudalados nórdicos y los pescadores los hubieran ayudado serían unos héroes. En cambio socorrer a negros o moros desarrapados es delito.

Al igual que la Venecia escaparate me encantó, este drama me indigna y hace que lo vea todo muy oscuro.
Reflejos en el Gran Canal. Venecia. Italia.

25 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

Hay oscuridad porque la ley se ha convertido en una forma mas de ejercer el crimen.
Lo peor es que la ley exija la complicidad y una vez instalados en ella hay una de miseria que nos corroe y nos afea. Porque hay dos tipos de miseria, la miseria de quienes la padecen y la miseria de quienes la ejercen. La hipocresía sirve para mantener las formas pero no para ocultar el hedor moral.
Un saludo

Maria dijo...

Estamos hechos de leyes, debemos tomarlas conscientes, de acuerdo a nosotros mismos, a volar por el cielo las que no nos convengan, siempre primero es niños y mujeres (me conviene) si son embarazadas por delante. Saludos

Maria dijo...



Leyes escritas hay montones, creo debemos actuar de acuerdo a nuestro propio criterio, eso creo
Para la tragedia humana no hay leyes, ni de pobres ni de ricos. SAludos

Tracy dijo...

Una entrada de denuncia de la que se hace eco la negrura de las fotos que la ilustran.Me uno a ella.

Juana la Loca dijo...

esta vida es un soberano asco!! todo está podrido!!
sólo me queda dar una mejor educación a mis hijos que serán las nuevas generaciones.... porque ésta que nos ha tocado a nosotros ni tiene ni palabras para describirla, hijosdeputa, cabrones y demás improperios les vienen escasos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

¿sABÍAS QUE CADA VEZ ESCRIBES MEJOR? y PARA COLMO ESAS FOTOS NOCTUNAS DE VENECIA...hUMMM, Buen finde

Cyllan dijo...

Fotos en b/n y de noche con poca luz artificial. Increible que hayas conseguido ese enfoque. Muy chulas. Dan miedo.

Alís dijo...

Leyes que nos restan humanidad (de la poca que nos queda)... Debería haber una ley que las prohíba. Somos muy animales y presumimos de racionales. Da susto.

Un beso triste, por esta vez

Verónica Calvo dijo...

Me sumo a lo dicho por tantos: una vergüenza.
Cada vez, menos humanos y más jauría.

Saludos

Francisco Espada dijo...

Estamos contribuyendo a que este mundo sea cada día más despiadado. ¡Ya está bien! ¡Son seres humanos, son vidas humanas! ¿Hasta cuándo?

Ginebra dijo...

Llevo todo el día pensando en escribir mi reflexión personal sobre esta tragedia, pero finalmente no lo haré. Me ha gustado lo que has escrito tú y lo que ha contestado Gaia. Creo que está todo dicho, pues, y los sentimientos son comunes: indignación y vergüenza por una parte; dolor por otra.
Es terrible pertenecer al género humano en tantas ocasiones...

Besos

Gizela dijo...

Tienes razón, una vergüenza!
¿sera la ley?
Espero que esa indolencia, tenga como origen una ley (no justifico)
Pero te cuento que mi mamá, fue testigo de lejos, de algo que no salió en la prensa, porque es tan común...
Un camionero, venía cargado de carne de Colombia, y en uno de los tantos puentes maltrechos, se estrelló.
Salio "el pueblo" de todos los lados y vaciaron el camión, mientras el conductor, yacía tirado en el suelo
Murió desangrado, mientras se robaban la carne...
Al menos me consuela, que en Europa, la indolencia crea indignación, como la tuya...y la de muchos más..
Eso, hace sentir esperanza...allá,ni eso se puede sentir

Preciosa las fotos. Ya te dije que adoro Venecia, especialmente en las noches, sin algarabía de turistas
Cuando sentada en una banca, puedes escuchar el silencio, arrullado por los sonidos de sus habitantes, a través de las ventanas..

Besossssssss

ohma dijo...

Da asco de cómo está montado este mundo. Y el caso es que no sucede nada excepto la muerte de esos desgraciados.
Nada en absoluto cambia.
Besos.

MIMOSA dijo...

No sólo Venecia debería oscurecerse y teñirse se negro, sino todos los lugares y rincones donde, por culpa de esas "leyes" y su política fronteriza, es preferible asistir a un homicidio como éste antes de ser y comportarse como un ser humano...porque la humanidad se ha perdido...No siento más que repulsa y vergüenza.

Un abrazo

Marinel dijo...

Tan oscuro como estas maravillosas fotos, y no es para menos...
Tragedias como estas, se mascan a diario,peor como dices, en mi opinión perfectamente, a estos politiquillos eurohipócritas, eurosuficientes, euroindiferentes y para mí, eurodementes, todo les resbala.
Necesitamos una revolución global contra toda esta gentuza.
Besos.

Coté dijo...

Poco más hay que decir, ante tremenda tragedia...

Un abrazo

Ame dijo...

Verlo todo oscuro... no es para menos, leyes absurdas que contrario a ayudar perjudican, lamentable y desgarrador.

Son preciosas las fotografías.

Un beso Nómada, te cuidas

apm dijo...

Suscribo de pe a pa tus palabras Nómada, efectivamente no hay justicia ni humanidad en estos tiempos para negros desarrapados, y lo peor de lo malo es que no solo es cosa de Italia... fíjate tu la France la que tiene con los gitanos, por no andar muy lejos.
Indignación es poco !pobre gente!!!! y que asquito de política.

Mil besitos gordotes

Glo dijo...

En cambio, ya ves tú, hay diputados franceses "preocupados" porque los turistas japoneses en París sufren "crisis de decepción", y quieren auxiliarlos sicológicamente...

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Somos una sociedad donde solo cuenta el dinero y el consumo y si vemos algo desagradable miramos hacia otro lado y nos autojustificamos.
Galardón saca ahora una ley parecida a la italiana, no ayudar al pobre si al rico.
Un abrazo.

William Venegas dijo...

Bien por este texto. Si hasta el Papa cree que con condolerse basta, cuando es un asunto de injusticia mundial que hay que atacar de raíz.

Europa se niega a recibir los inmigrantes de los países que la propia Europa explotó y empobreció en la época del colonialismo.

Perdone por "el cambio de sexo", no creo que haya tenido consecuencias reales, no tomé conciencia hasta que usted me lo hizo saber en mi blog. Gracias.

campoazul dijo...

Que asco y que injustas las leyes, me pongo en la piel de la gente que veía al muerte en sus ojos y en los pescadores que se tenían las manos atadas… que tristeza y que dolor de corazón. Los humanos somos cada dia que pasa mas burros y menos razonables, hay muchas veces que me da vergüenza pertenecer a este genero, creo que como insecto seria mas feliz.

Besos.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Sólo vine a ver si había dejado bien mi comentario. En realidad, para ir a mi blog es este otro avatar. Gracias.

MAR dijo...

ESTO FUE TERRIBLE.
La impotencia viene de la interrogante, cómo poder ayudar, cómo poder cambiar las injusticias de la vida, la desigualdad.
Mi abrazo para ti.
mar

Cecilia Montoya dijo...

Tus fotografías de la Venecia nocturna y en blanco y negro, aún en un contexto de horror y luto, como el que escribes, no dejan de ser hermosas. Bellas tomas engalanan tanto horror. El mundo (sí, el mundo, no sólo Europa) mira para otro lado, cuando un hecho es tan doloroso, que no se quiere asimilar. Quizá es una forma de escape. La mitad de la humanidad dominante, parece creer que si no se ve, no existe. Pero lamentablemente, el horror sigue existiendo aunque se lo niegue. Tienen que existir estos hechos que superan cualquier límite del pensamiento, para que entendamos que la otra mitad de la humanidad, está sufriendo. Gracias por compartir este texto. Un beso triste

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.