lunes, 10 de marzo de 2008

Córdoba


Elijo Córdoba como refugio de la vorágine electoral que nos invade, me pierdo entre las ruinas de lo que fuera la esplendorosa ciudad de Medina Azahara, fulgor del califato para deslumbrar a propios y extraños, oigo pasos y cantos de jarchas entre chirimías que hablan de unos futuros truncados por luchas intestinas.
Reflexiono, sí, sobre el ayer de estas personas, no sobre los dignatarios cubiertos de ricas sedas, con recargada joyería y un nutrido harén, sino sobre la gente de a pie que trabajaban como esclavos lo fueran o no para mantener toda la pompa de este monumento a la ostentosidad. Ayer, hoy, siempre unos cuantos en la cúspide sobre una enorme base.
La primavera revienta en los patios cordobeses y en la floración de algunos arbustos, mientras en otros la savia dormita a la espera de otras lunas, los arcos se abren hacia el celeste infinito dejando escapar la libertad: dentro, fuera, todo es cuestión de puntos de vista o de fuga.
El ambiente mágico de la mezquita y su luz, justa para iluminar los adentros envuelven al visitante que se aparte prudente de tanta hueste guiada, que con sus saetas de flases fríen el reciento en rítmicas oleadas.
Pido disculpas si presento desenfocadas algunas imágenes, por la carencia de trípode y el empeño en recoger la luz real, los exteriores son como una esponja que busca absorber tesorería rápida con productos quiche ‘made in China’ trocados en ‘typical Spanish’ por algún Midas venido a menos, si bien quedan algunos lugares como la tetería donde reconfortar la tarde que declina y dibuja sombras que son un aviso de la mágica noche que se arregla tras la puerta como una novia oculta del amado.

10 comentarios:

carlota dijo...

Oye, Nómada, qué slide tan precioso. Mi suegra es cordobesa, de Conquista, pero aún no lo conozco... ella ya me habló de esos patios cordobeses dignos de ver. Y las fotos de la mezquita una maravilla. Un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Carlota:
Pues te encantará verlos en primavera,lo defiendo aún no siendo cordobés, pero a cada uno lo suyo.
Saludos.

Glo dijo...

Estimado nómada:

Apoya tu cámara en cualquier cosa que no se mueva (un pilar, un mueble, un coche, un jarrón...) y así no dependerás nunca más de la tiranía del trípode.

Un saludo.

carlota dijo...

Nómada: el vínculo es justo la frase de al lado de pinchad... corre, que tienes que hacerlo antes de que termine el día!!! :)

PIER BIONNIVELLS dijo...

Estan preciosas las fotos..
provoca irse unos diitas para Córdova.. siii... que ganas nos dejas.. jajaja.
abrazos.

Luna Carmesi dijo...

Genial Slide...
Casi me da lo mismo las desenfocadas... soy tambien de las que luchan tambien por la luz natural...
Tripode?? Uno de esos pequeñito para ayudar al apoye sobre cualquier cosa... si. Siempre en el bolsillo!
:)

Pilar dijo...

Qué bonito recuerdo me trae tu texto: leí sobre esa ciudad, de la que aún se siente su magia al pronunciar su nombre:Medina Azahara.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Hooooooooooooooooola, mi Nómada favorito. Córdoba tiene algo de mágico y no te rías, ¿vale? cuando entro en la Mezquita, me dan ganas de sentarme y ponerme a pensar, a rezar... Hijo, soy así de rarita
Un besin

Mertxe dijo...

Llevo unos días apartada de los internetes, por culpa de mi ordenata y de un jaleo entre Live y Telefónica. Comparezco al fin y, chico, he disfrutado con Córdoba y sus fotografías.

Chus dijo...

Magnífica Córdoba.
Increible la mezquita.
E increibles las pedazo de tapas que ponen con el vinito.

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.