domingo, 31 de agosto de 2008

Refugio de Juanar



Por fin pude solucionar el problema de la calidad de las imágenes, al funcionar Slide, aunque blogger va cada vez peor.

Tras una jornada triscando por los alrededores del refugio de Juanar, situado entre Monda y Marbella, a escasos 50 kilómetros de Málaga capital, busco condensar la experiencia de la montaña en unas pocas líneas e imágenes, los aromas, los sonidos, la sensación de plenitud en los horizontes despejados o en la penumbra de los bosques de castaños penetrados por estiletes de luz, la textura de horizonte cabalgado por alocadas nubes bajas empujadas por el poniente, deshilachadas contras las laderas, los erizos de los castaños que anuncian un otoño inexorable… aunque se antoje oculto tras los chaquetones de los comercios, basta mirarlos de soslayo para que me provocan sarampión.
A día de hoy carecemos de una tecnología que pueda aunar todas las excitaciones de los sentidos, que los reproduzca de lejos siquiera. De todas formas, a título de propuesta me quedo con el recuerdo de las zarzamoras, o moras como se designa de forma coloquial. Al menos me supieron a montaña y a libertad, después de una buena caminata, o picada que dirían en Latinoamérica, todo lo opuesto a la agricultura de invernadero, muy rentable tal vez, pero más insípida que un plato de agua.
En este Sur, de lluvias ausentes, resulta gratificante diluirse entre tanta vegetación exuberante, a pesar de un estío saturado de vientos terrales, con temperaturas que pican espuelas a los acondicionadores de aire como jinete al encuentro de su amante.
Dicho esto, me lanzó a la piscina para intentar plasmarlo en verso.

Quiero ingerir un clon de esta montaña
dejando el original todo para el futuro
cuando todo mi blog sea pura telaraña.
Tomaré de ti, zarza, el fruto y repetiré el conjuro:

"Libren el cielo y la tierra, el ser humano y sus caprichos
A estos parajes de consumirse en el fuego
porque alguien, avispado de mercados, hallare nichos
y arrasare contigo especulando como burriciego.

Mi deseo sembraré entre las densas neblinas
para su renovación de mis ideas a días vista,
firmada sobre hojas de castaños y encinas.

Acepto tu renovación con todas las condiciones,
ya que tú de la vida consagraste las rutinas
para seguir latiendo, pese a todas las violaciones".

18 comentarios:

ButTerfly^kisS dijo...

Las moras se ven apetitosas.

Besines alados.

PIER BIONNIVELLS dijo...

No se ve mal.
Me gustan esas montaña sy la vegetación que posee.
Hermoso es el azul del cielo que prevalece en la mayoria de las fotos.

Precioso escrito y que ricas esas moras.. humm..

abrazos.

Enredada dijo...

Bello!!! que lugar, que hermossura... y esas moras

Carlota dijo...

Pues se ve bastante bien... la foto de las moras me encanta :), aquí este año se adelantaron, ya hice mermelada varias veces ;). Me gusta eso de que plasmes todo esto aquí... que las telarañas no alcancen tu blog, ni siquiera para protegerlo con su tejido. Un muac!

Luna Carmesi dijo...

Preciosa entrada que me hace cuestionar la obviedad de mi proximo post...

;-)

Raquel Fernández dijo...

Bello poema, y las diapositivas se disfrutan, a pesar de los inconvenientes. Las moras se ven increíbles!!!!!!!
Un beso grande y que tengas buen día.

Dama Eolywyn de Rohan. dijo...

Conozco muy bien este lugar, voy bastante por allí, ¿y ya hay moras?, el año pasado en octubre fui y comimos mcuhas

Nómada planetario dijo...

Lástima que desde aquí no pueda enviar moras a todo el personal, pero efectivamente están en su sazón.
Gracias por vuestros comentarios.

sky-walkyria dijo...

mucho sentimiento hay en tu poema,
dulce, como las moras, protegido con espinas...

Lena dijo...

diosssssssss...

moras aquí también....

muero...

Me encantó el post, Nomada, especialmente el soneto, que me robó sonrisas...

Gracias por pasarte, por leerme y por regalarme palabras tan amables, tan generosas...

Nos seguimos leyendo...

Recibe un abrazo,

L.

Glo dijo...

¡Qué diferencia de definción!, ¡qué bellas imágenes!

Mertxe dijo...

Cuando te leo en esos paseos por la montaña, pienso inmediatamente en lo lerdos que somos los veraneantes playeros. Cuántas cosas nos hemos perdido, ¡y todo por volver con un bronceado espectacular! Pero espectacular... espectacular... nuestra memez sin duda alguna.

Bellas fotografías e inspirado soneto.

Un saludito mediterráneo, Nómada.

Bolero dijo...

Anda enviame unas cuantas moras y te hago una de mis mermeladas para el queso de cabra calentito
hijo me das una envidia, contigo soy capaz hasta de ir al monte
MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKkk

Chuspi dijo...

La verdad es que donde yo vivo hay monte de más, jaja!! Con lo cual, envidia ( sorry) me dás poquita!:D

Sin duda me quedo con tu poema!
Tienes una forma de escribir tan depurada como maravillosa!!!!
Plaf,plaf, plaf!!!

BESOTES!

Nómada planetario dijo...

Alguien dijo que para conservar algo lo mejor es conocerlo, por ello invito a descubrir tales parajes, para que no se alteren.
Alguna amiga ya me ha pedido repetir la excursión en fechas próximas, lo cual será un honor.
Gracias a toda mi sufrida audiencia.

Bolero dijo...

Pa no preparas una salidita bloguera????
jo en los madriles lo hacen¡¡¡¡
muakkkkkkkkkkkk

Nómada planetario dijo...

Bolero no sería mala idea la que planteas, lo malo es quedar con gente que luego te da zapatilla subiendo, como una amiga que hizo cima la 1ª en la Maroma (2.160 metros de altura), nos dejó tirados a cuatro tíos.
Se lo merece la mujer, por haber superado la quimio y todo eso.
Chapeau por ella.

Caminodelsur dijo...

Es un placer a la vista y a los sentidos este dulce post.

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.