domingo, 21 de septiembre de 2008

Hadas

Esta mañana, tras tanto asfalto acumulado, tenía ansias campestres por lo que me dispuse a deambular camino de los almendrales arriba, con lo que vine a dar con una ermita que sin duda conoció tiempo mejores; hoy es objeto de la incuria urbanita, los únicos que la visitan en horas de luz son los decoradores del espray con escasa inspiración beatífica, en cambio la noche propicia la devoción de los misterios gozosos en pareja, por lo que entre ambas filias el lugar está lejos de ser un templo al uso.
Aún así halle unas hadas, siempre en las umbrías cañadas, que entretuvieron al caminante con sus cuitas amorosas, los príncipes encantados andan haciendo un máster, a ver si con eso salen de las filas del paro, por lo que se tratan poco con ellas, los jinetes que sobresaltan el idílico lugar
son algunos moteros “off road”, por lo que las pobres pasan desapercibidas, para más inri sus trajes quedan con efecto lluvia cola cao de la polvareda del camino, tan inusual les pareció que alguien reparase en ellas, que tuvieron el detalle de obsequiar al nómada un jarrón de Asparagus officinalis –vulgo espárragos- los cuales poseen propiedades rejuvenecedoras, gracias al ácido fólico, el cual ayuda a crear células nuevas, se alía con el hierro para producir glóbulos rojos, con la metionina ayuda a la salud capilar, por lo que proporciona un aspecto más saludable a quien los ingiere, encima resulta que el cinc que contiene al cerebro le viene de perlas y para colmo incrementa la fertilidad y estimula la libido, estas sabias criaturas no regalan tontadas de las tiendas de baratijas.
De regreso a casa recojo un queso asturiano, llamado del “pitu” –gallo por lo que pica- traído por otro colega ciclista, que anduvo allá por el Angliru, para evitar incurrir en déficit de prestaciones le cedo una cuota del tesoro matutino, con el resto dejo la impronta para convidar a la concurrencia.
La receta de la tarta, demandada por visitantes de este blog, está a la espera de la confesión de la autora.

14 comentarios:

Carlota dijo...

Así que tienes enchufe con las hadas, eh? Oye, me encantan los espárragos, aunque no sabía de tantas propiedades beneficiosas, qué bien! El queso ni idea de cual será, aunque todos los asturianos que conozco, y como, están buenísimos ;). Y por favor, que confiese la autora de la tartaaa!!! Un besuco.

Glo dijo...

Amenísima crónica del viajecito a esa humilde y desvencijada ermita (por cierto, que desvencijada no aparece en el diccionario de la RAE).

Nómada planetario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nómada planetario dijo...

Carlota, en ello estoy pero resulta que mi hermana tiene ya más de alemana que de española y le cuesta traducir la dichosa receta que ejecutó.

Glo: Tanto en el DRAE, como en el María Moliner ed. 2008, aparece el verbo desvencijar, siendo desvencijado el participio en masculino de éste. ¿Solventada la duda?

Mertxe dijo...

En mi tierra, este tipo de ruinas suelen terminar en manos de montañeros-bricoleros que en un plis plas los transforman en acogedores albergues. Conozco unos cuantos, todos muy apañaditos; en algunos suele haber una especie de despensa contenedora de cosas muy aprovechables que anteriores ocupantes han dejado para disfrute de los siguientes. Pero siempre nos han faltado las hadas... Una lástima, porque ese toque mágico hubiese sido ya la reperal.

Nómada, que qué bien nos cuidas con tus crónicas, hijo mío. Mi café y yo te lo agradecemos horrores.

Enredada dijo...

Hermoso encuentro con las hadas, y saludable regalo te dieron!!!!
y con respecto al queso, no tengo el gusto de haberlo comido alguna vez...y mirá que por acá tenemos mucho, vivo en la cuenca lechera de mi país!
mil besos

Glo dijo...

Sí, gracias nómada.

Caminodelsur dijo...

Me gustaría tener esa energía de tomar la bicicleta y partir!!!, que provechoso son tus recorridos se nota que llevas abiertos todos los sentidos, ¿es que a veces miramos sin ver?, ¿escuchamos sin oir?.

Saludos

Sureña dijo...

¿Me pasas el enlace de esas hadas? No me vendría nada mal... :)

Besos

Belén dijo...

Realmente me encanta eso que estés paseando y te encuentres todas esas cosas... que maravilla!!!!

Besicos

Nómada planetario dijo...

Mertxe, ojalá alguien se ocupe en dar algún destino aprovechable a estas ruinas.

Enredada, este queso es típico de Asturias, en el resto de la península no se fabrica, cada tierra tiene sus peculiaridades.

Glo, de nada hombre, hay palabras que nos suenan raras.

Camino del Sur, simplemente me dejo llevar por el entorno.

Sureña, las dichosas hadas suelen andar mal de cobertura, lo siento.

Belén, procuro estar atento a los personajes del camino.

Gracias por los comentarios.

Gaviota dijo...

Sinceramente me dan ganas de conocer tantas cosas maravillosas como tu.

Pero disfro mientras las imgenes.

Muchas gracias por visitarme y dejarme tu opinión en mi espacio, seguiré dándome la vuelta por aquí.

En estos días no estaré escribiendo, he puesto los motivos en mi espacio, pero regresare desde que me sane.

Luna Carmesi dijo...

Ya tengo la fiambrera preparada para la proxima excursión...

:-P
;-)

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buen post, pollo. Hasta el titulo me gusto y nada que decir de las fostos, estupendas.
Kiss

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.