lunes, 13 de octubre de 2008

Levante


Sin apenas tiempo disponible para visitaros ni cultivar este espacio, subo estas fotos que capté en la mañana del sábado del temporal de Levante que azotó nuestras costas, creo que son lo bastante elocuentes; pero como toda imagen es polisémica, diré que me inspiran a saltar por encima de los escollos, sólo que carezco de ese motor Mediterráneo que ellas poseen y más que rocas son peñazos de noticias los que me toca redactar con el encorsetado lastre de programa QuarkXpress además, la preparación un proyecto de revista que acomode a un equipo de ocho personas. Más bien me siento gaviota zarandeada por la ventisca. De momento prefiero impregnarme de salitre.

9 comentarios:

Enredada dijo...

Fotos impresionantes...lo que es la naturaleza...
mil besos

Carlota dijo...

Mmm... da gusto levantarse y que te inunde ese olor a sal... que sí, que llega!!! ;). ¿la 24 es así, quiero decir, está sin tocar, era esa la luz? Un besuco, nómada.

Chuspi dijo...

Juer, y aquí en las Galicias con un solano de "justicia" que ni era normal. Si es que está visto que ésto no hay quien lo entienda....en fin, resignacion.....


BESITOS!!!!

Belén dijo...

Siempre me han dado mucho miedo las tormentas, la verdad...

Besicos

Reyes dijo...

MARAVILLOSAS FOTOS, DE VERDAD.
Lo digo gritando porque me encantaron .
Dan miedo, sí, pero al mismo tiempo fascinan.
Es que a mí me encanta el mar.
Besos

Raquel Fernández dijo...

Preciosísimas fotos! Me gustaría conocer ese lugar!
Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

no veo, me sale un chisme que me dice que he de instalar no sé qué... volveré.

toñi dijo...

La naturaleza es impresionante, a veces hermosa y a veces terrorifica. Está como todos nosotros un poco loca. Un beso que todo te valla bien

Glo dijo...

Tan tranquilo como suele mostrarse el Mare Nostrum...

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.