martes, 8 de enero de 2013

Siete Revueltas y el tajo de Lastras.

Vistas al pie del tajo de Lastras

E
nero y sus rebajas inundan el centro de las ciudades. El personal busca estos días con ahínco gangas entre la quincalla 'made in China' u otro origen similar. La globalización, la deslocalización y la política, sin razón ni corazón, dejan un saldo de 6 millones de parados en España. Siempre me ha dado grima ver a la gente removiendo montañas de ropa. Pienso que los almacenes se burlan de la clientela. No dudo que habrá quien logre su enésimo par de botas, su traje con nombrecito italiano, que da el pego de maravilla. Tal vez compraron su cuota de felicidad gracias a una tarjeta de crédito que echa humo a estas alturas.
El otro día, mientras depositaba plásticos, cartones y vidrios en sus respectivos contenedores; el de residuos orgánicos engulló a un hombre que rebuscaba restos de componentes informáticos en su interior. Con tanto trasteo la tapa se cerró, aquel tipo lejos de azorarse, continuó con su tarea de minero de los residuos. Cada cual busca su pequeño tesoro en el espacio vital que los caprichos de la sociedad le permiten.
El día de Reyes, sin obligaciones infantiles, he preferido hurgar otros horizontes por la zona comprendida entre las Siete Revueltas y el tajo de Lastras, en la parte oriental de Almogía, Málaga. El tibio invierno comienza en crescendo el blanqueo de los retorcidos almendros.

Almendros en flor.

Chumbera en enero.
Casi transparente.
Variedad rosada.

Del mismo tronco.
Puente medieval.


20 comentarios:

Glo dijo...

Con esa luz cegadora, las horas ideales para la fotografía serán las primeras y las últimas del día.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Mi querido amigo, lo primero feliz año. y me ha hecho gracia que sin saberlo, algunas palabras son comunes en nuestros escritos, qué verdad lo que narras... un besote grande

Marinel dijo...

Un espacio para cada despropósito social,en este caso las tan traídas rebajas...
Puede haber mayor rebaja que la de tener que rebuscar en un contenedor?
Y lo vamos asumiendo mientras removemos en busca de triplicar algo que ni puñetera falta que nos hace en muchas ocasiones.
Aunque he de añadir que paso olímpicamente de eso porque me da repelús hurgar como una posesa en ningún sitio.
Si puedo lo compro y si no,no y punto.
Las fotos son preciosas sin bajarles ni un ápice de su valor.
:)
Besos.

Francisco Espada dijo...

Magnífica reflexión y muy bellas imágenes.
Saludos

Ginebra dijo...

Pues más gratificante son esos paseos por la naturaleza, cámara en mano, que asaltar comercios y pelear como un rudo soldado entre multitud de bragas, calcetines, saldos y multitudes hambrientas de gangas...
Un saludo
p.d. También odio yo eso de comprar con todo revuelto y rebuscar entre montañas de ropas y zapatos a cada cuál de su numeración. No suelo encontrar nada y me entra pánico, así es que no suelo ir o lo dejo para el final, cuando ya no va nadie

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Como bien narras un hombre fue engullido por el contenedor en el que rebuscaba, este país esta camino de ser engullido por la incapacidad, ignorancia y falta de escrúpulos de sus políticos y dirigentes.
Un abrazo.

PD. Hermosas fotos como siempre.

Myriam dijo...

tampoco entiendo ni me gusta ese afán de comprar lo innecesario en las rebajas...

Las fotos son preciosas, me quedo con esas imágenes que alimentan mi espíritu.

Feliz estreno de Año.

Besos

Asun dijo...

Es el mundo de contrastes, unos derrochando en cosas que probablemente no necesitan, y otros sin siquiera poder acceder a lo más básico.

Besos

añil dijo...

Admirar ese puente es un lujo que no tiene precio, ni rebaja, claro.

Un beso

Gizela dijo...

Las fotos son una pasada de lindas!!!
El paseo, seguramente, fue tan bello, como los paisajes...¡para qué perder el tiempo, con compras! jajajaja!!
Yo no tuve un paseo tan bello...pero ni de vaina, me acerqué a las rebajas jajaja!!!!

Besotesssss

Rita dijo...

Que triste es dejarse arrastrar por los comerciantes, el que más y el que menos lo hemos hecho y eso me produce un gran malestar. Que bonitas tus fotos. Que el nuevo año te trate bien
Bsss

MAR dijo...

Lindas fotos, el Invierno a mi si que me deprime, por suerte estoy en pleno Verano amigo....mi última depresión fue en pleno invierno y sentia frío hasta en el corazón.
En cuanto a los regalos en mi familia hacemos poquitos, más bien una junta bonita, llena de cariño un regalito. De pensar en que tantos nñios no tienen nada, ni que comer, en el desamor y en la poca ilusión a mi al menos me parte el corazón...trato de estar contenta por el signnificado...del RENACER espiritual, de la bondad y de la ilusión de que no hay tanta maldad.
Mi abrazo para ti con mucho cariño.
mar

EvaBSanZ dijo...

La flor del almendro y la amapola, son mis flores, si pudiese escoger una fotografía me quedaría con la primera aún que todas son perfectas. Un beso

Juana la Loca dijo...

yo con 2 niños no me ha quedado más remedio que tragar con el día de reyes....
sobre las rebajas sólo iré a por un par de pantalones de chandal para el niño que está creciendo, la verdad yo no soy de rebajas..

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Nómada

Pues no he visto a tanta gente en las rebajas como otros años. Suelo tomar café en una zona en la que están todas las tiendas del centro de mi ciudad. Y no se ha notado tanto ajetreo, más bien diría que parecen días normales. Pero, nunca es bueno generalizar.

Besotes.

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias por obsequiarnos tan sublime reflexión y tan bellas imágenes. Muchos besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño querido amigo feliz inicio de semana.

Luna dijo...

Enero, Enero...aquí tambien están de rebajas comerciales, aunque no las veo tan bajas.
Esas tunas se ven riquísimas!!!

Saludotes!

LA NOVIA dijo...

Que suerte que con tus imágenes logras remediar, en parte, las tristezas que nos acosan...

Besos y un muy buen año

campoazul dijo...

Me encanta la flor del almendro... y el resto de tus fotografías, son siempre hermosas y relajantes después de la lectura de tus entradas, siempre con verdades aplastantes. Lo de las rebajas da pena, siempre dio pena...

Besitos.

Mertxe dijo...

No soy amiga de las rebajas y, desde luego, esto sólo tiene que ver con el hecho de que me aterran las multitudes. Alguna vez sí he picado, claro, pero te aseguro que ya no estoy para esos jaleos. Mi buen Noma, un abrazo y, aunque ya lo sabes, mi admiración por esas imágenes tan estupendas que nos regalas.

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.