martes, 22 de abril de 2014

Lo infinito del Magreb


H
ay paisajes y figuras en los que destaca la pequeñez del ser humano frente al hostil entorno en el que luchan por sobrevivir. Estas imágenes fueron captadas en el trayecto entre Chichaoua y Essaouira, Marruecos. En ellas trazo unas pinceladas del medio rural en el Magreb.
Si tuviera que ponerle un subtítulo sería resignación, frente al designio de nacer en el patio trasero del mundo wathsapero y futbolístico. Podría entretenerme con alguna de mis leyendas nada serias, pero prefiero que vuele la imaginación del espectador.
Pareja en mitad de la nada. Marruecos.

Pastor de regreso. Marruecos.

Sin problemas de contaminación. Marruecos.

Sin saltarse las lindes. Marruecos.
Vamos tarde amigo. Marruecos.

Buscad que algo queda. Marruecos.
Mi rebaño, mi tesoro. Marruecos.


19 comentarios:

Marinel dijo...

Es verdad que el hombre es insignificante,somos diminutos, pero no en todos los parajes se siente de la misma manera esa nimiedad y aquí es evidente.
Abrazos.

Gizela dijo...

¡Tienes razón!!
Es demasiado lo que determina, el patio donde se nace y se intenta el sobrevivir.
Las fotos son hermosas y se podría poetizar con ellas
Pero la realidad de muchos en esas estampas bucólicas, es árida de metáforas y plena de trabajo duro y poca recompensa.

Besosssss

Ginebra dijo...

Muy de acuerdo con el comentario de Giz, en cuanto a las fotos y lo que hay detrás, esa realidad marginal.
Tengo pendiente un viaje a esos pueblos que citas en tu post, espero que no se demoren mucho...
Saludos

Glo dijo...

Tuve un profesor que tuvo un puesto de responsabilidad en la ciudad de Tetuán durante el protectorado, y que nos contaba unas historias peculiarísimas de judíos, moros, cristianos, piratas de secano, y "madames". Fue la única persona en toda mi vida que me ha hablado de aquellos tiempos y lugares. Siempre se despedía con la fórmula "y la paz".

Reyes dijo...

Me ha encantado.
Abrazos.

mónica pía dijo...

tus imágenes me recuerdan mucho algunas de nuestras tierras del interior argentino...

besos!

Juana la Loca dijo...

Yo, que he estado mil veces en Marruecos, te diré que en un viaje, cruzando el Atlas, paramos para un descanso y salían moritos hasta de debajo de las piedras, con móviles,pidiéndonos comida.... es todo muy relativo....

MaRía dijo...

Simplemente uno se empequeñece ante la inmensidad
El cielo más hermoso que he visto jamás ha sido en el Magreb, con un silencio hermoso que me lleno el alma de luz
En cuanto a lo material, creo que cada uno es feliz con lo que tiene si esta en paz consigo mismo
un beso

Gumer Paz dijo...

Excelente serie, Nómada. Qué vida tan dura!
Un fuerte abrazo.

HADA dijo...

Siempre me he sentido pequeña en la inmensidad de la naturaleza...........en ocasiones me ha enseñado lo indefensa que puedo llegar a estar. al ver las fotos pienso......tal vez sean mas felices que yo....no es mas feliz el que mas tiene sino el que menos necesita.

Besos

TriniReina dijo...

La pequeñez del ser humano en todo su esplendor.

Una soledad árida...

Abrazos

Myriam dijo...

¡¡Qué buena escapada!! Mil gracias por las fotos, parece otro mundo ¿verdad?

Abrazos x 2

Antonio Torres Márquez dijo...

Estupendas todas las fotos.

Saludos.

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Hermosa serie de fotos, reflejando la dura realidad de la vida.
Un abrazo.

ruma dijo...


Hola, Nómada planetario.

Las buenas obras sentimiento.
Gracias por su visita siempre te.

Le deseo todo lo mejor.
Un abrazo.
De Japón, ruma ❃

ANRAFERA dijo...

Hace ya unos cuantos años que estuve en Marruecos, ciertamente quedé impresionado...es otro mundo!
Comparto tu comentario.
Me han gustado mucho estos "retazos" a través de tu "objetivo".
Un saludo.
Ramón

Helma dijo...

Un pequeño mundo maravilloso en la distancia y yo entendemos que desea guardarlo. Son como pinturas y esto es maravilloso ver. Esto debe ser mantenida.

Laura. M dijo...

Las fotos fotos son el reflejo de otro mundo y otra vida. No se si más feliz o no, pero creo que son menos esclavos que nosotros.
Buen domingo.
Un beso

virgi dijo...

Fantásticas, Noómada.
Cuando estuvimos en Marruecos hace años, me hubiera gustado quedarme más tiempo o volver enseguida. Nada de ello he podido hacer, pero cuánto me gustaría!
Con tus paisajes, donde el hombre es quizás más la medida que en muchos otros sitios, me devuelves ese deseo.
Un fuerte abrazo

Impresiones

Todo es subjetivo, dejemos volar el yo imposible.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Andalucía, Spain
Tratando la conjución de ocurrencias e imágenes. No pongo música porque se cabrean los de la SGAE.